Una experiencia magnífica

Home / Compartiendo experiencias / Una experiencia magnífica
Una experiencia magnífica

La primera semana de inicio escolar, tanto en el internado como en el colegio, fue inesperada. Me sentía un poco desubicada y pérdida. Pero poco a poco me fue llamando la atención ciertos aspectos. Me comencé a sentir acompañada de tantas personas como:  mis compañeras, las maestras y los profesores. La manera como nos tratan y la forma de comunicamos es muy especial

Con la mayoría de las niñas me llevo bien; ellas igual que yo extrañan ciertas cosas de casa, pero aquí nos consienten mucho. Siempre nos preguntan si estamos bien de ánimo o si nos ha gustado la comida. La merienda siempre es rica y me gustan los postres, todos los días es uno nuevo.

En el trabajo cooperativo estoy con una compañera que me escucha y está pendiente de los materiales y la carpeta de equipo para no perderla ni descuidarla, la decoramos y la marcamos a nuestro estilo. Nos entregaron la llave para el casillero para poder dejar los materiales en orden.

En la tarde, tenemos un rato para jugar, distraernos, conversamos con nuestras compañeras en un espacio tranquilo. Las actividades que realizamos en equipo, al principio son difíciles porque tenemos muchas ideas y nos cuesta ponernos de acuerdo, pero siempre buscamos la forma de llegar a un acuerdo.

Me agrada mucho el Instituto, el internado, sus instalaciones y el campo natural, espero que muchas cosas se puedan hacer para seguir divirtiéndonos e ir conociendo a más profesores.

 

Estudiantes Daniela Ballen, sexto B.  Juana Hernández,

6A

Leave a Reply

Your email address will not be published.